¿Qué provoca la diabetes en niños?

Diabetes en niños

¿Qué provoca la diabetes en niños?

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica caracterizada por elevados niveles de azúcar en sangre (glucemia) de forma mantenida por una disminución de la hormona insulina o un fallo en su mecanismo de acción.

Recientemente, observamos un aumento de casos de diabetes infantil debido a los cambios en la alimentación y al aumento de obesidad infantil, de ahí que hayamos dedicado este post para explicar las causas, síntomas y tratamiento de esta patología en niños.

Tipos de diabetes

Todavía no se conoce con exactitud la causa de esta enfermedad crónica. Se produce por múltiples factores que hacen que un individuo nazca con esa predisposición genética, aunque también influyen en su aparición otros factores ambientales (infecciones por virus, malos hábitos de alimentación, sedentarismo…) o inmunológicos (alteración de las defensas del organismo).

Hasta no hace mucho lo habitual en el mundo occidental es que la diabetes infantil se limitara prácticamente a la diabetes tipo 1, siendo esta una de las enfermedades crónicas más comunes en este segmento de población. Sin embargo, en los últimos 20 años la incidencia de la diabetes tipo 2 se ha triplicado en los niños en edad escolar debido principalmente al alarmante aumento de la obesidad infantil a causa de los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo.

Pero mientras que la diabetes tipo 1 suele desarrollarse repentinamente como consecuencia de una reacción autoinmune del organismo, la diabetes tipo 2 se debe, como ya hemos señalado, a malos hábitos de vida y a aspectos genéticos y familiares.

Además, la primera se caracteriza por la incapacidad del organismo para producir insulina, mientras que en la llamada diabetes del adulto, sí se produce la insulina, aunque o bien en cantidades insuficientes o bien el organismo desarrolla una resistencia a esta hormona impidiendo que cumpla su función, de modo que la glucosa se acumula en la sangre.

Este hecho marca claras diferencias en cuanto al tratamiento a seguir, ya que en el caso de la diabetes tipo 1 los niños necesitarán inyectarse diariamente insulina, mientras que los de tipo 2 además de las medidas dietéticas y del ejercicio diario, deberán tomar hipoglucemiantes es decir, medicamentos que ayuden a reducir los niveles de glucosa en sangre.

Síntomas

Entre los cinco y los siete años de edad y durante la pubertad es cuando la enfermedad suele ser más común entre la población infantil.

Los síntomas son fáciles de identificar y pueden dar la voz de alarma a los padres, como son los siguientes:

  • Sed excesiva (polidipsia).
  • El niño orina con demasiada frecuencia (poliuria).
  • Moja la cama por la noche (nicturia).
  • Presenta una pérdida repentina de peso, aun comiendo normal o incluso más de lo habitual.
  • Hambre constante (polifagia).
  • Debilidad física y cansancio.
  • Irritabilidad (en niños pequeños).
  • Náuseas y vómitos.
  • Visión borrosa.
  • Aliento con olor dulce o extraño (como a manzana).
  • Infección por hongos.
  • Calambres musculares.

Tratamiento

Un niño o una persona adulta que ha sido diagnosticada como diabético nunca dejará de serlo, puesto que esta es una enfermedad para la cual todavía no se ha hallado una cura, si bien se está investigando para hallarla.

Afortunadamente, sí es una dolencia que puede controlarse y que permite al paciente llevar una vida prácticamente normal, regulando algunos aspectos indispensables para disfrutar de una buena calidad de vida. Por eso, una vez que tenemos el diagnóstico, lo más importante para el niño es que siga el tratamiento establecido, basado principalmente en inyecciones diarias de insulina. Esta se introduce en el organismo a través de inyecciones subcutáneas (bajo la piel) mediante dispositivos de diverso tipo: junto a las típicas jeringuillas o las antiguas plumas, recientemente han aparecido las bombas de insulina, que a través de una cánula blanda administran insulina al niño durante las 24 horas del día.

Además, aspectos como la dieta y el ejercicio físico son igual de relevantes en el tratamiento de esta enfermedad.

Antonio tu enfermero está familiarizado con este tipo de tratamientos y puede aplicártelos a domicilio, si necesitas un enfermero colegiado que pueda ayudarte con el tratamiento de la diabetes de tu hij@, contacta con Antonio tu Enfermero.