¿Qué es un practicante?

¿Qué es un practicante?

Cuando hablamos de practicante en Madrid generalmente nos remontamos a finales del siglo XX en donde que encontrábamos a un profesional que se encargaba de poner inyecciones a pacientes, recetadas por un médico, y generalmente en un entorno médico o a domicilio. Este oficio estaba reconocido con un título bajo la Ley de Instrucción Pública de 1857. Los practicantes que ponen inyecciones deben tener un conocimiento básico de la anatomía humana, así como de las técnicas adecuadas para administrar inyecciones de forma segura y efectiva. También deben estar familiarizados con las medidas de seguridad y las precauciones necesarias para evitar complicaciones y garantizar la salud y el bienestar de los pacientes.

Los beneficios, en aquel momento, de ser un practicante en Madrid pasaban por:

  • Adquisición de habilidades prácticas y conocimientos en la administración de inyecciones.
  • Oportunidad de trabajar en un entorno médico y desempeñar un papel activo en el cuidado de los pacientes.
  • Posibilidad de desarrollar relaciones profesionales y de aprender de profesionales experimentados.
  • Experiencia valiosa que puede ser útil al buscar empleo en el campo de la salud.
  • Oportunidad de contribuir al cuidado de la salud de la población.

Diferencias entre practicante y enfermero

En los años 70 en España se crean las escuelas de enfermería dotando a sus estudiantes de una titulación universitaria. La principal diferencia entre un practicante y un enfermero en origen es que un enfermero es un profesional con un título universitario en enfermería y una licencia para ejercer la enfermería, mientras que un practicante es una persona que realiza tareas y actividades bajo la supervisión de un profesional médico. Los enfermeros están capacitados para desempeñar una amplia variedad de tareas y actividades en el campo de la salud, mientras que los practicantes solían tener un conocimiento más limitado y trabajaban bajo la supervisión de un médico titulado.

No obstante, hoy en día no es raro encontrar en generaciones de edad avanzada, referirse a cualquier enfermero como practicante y demandar este servicio de cara a ponerse inyecciones, control de curas o medicamentos.

En Antonio tu Enfermero ponemos a tu disposición nuestro servicio de enfermero a domicilio en Madrid para cubrir las labores del practicante convencional, y muchas otras, que te facilitarán el día a día minimizando tiempos y desplazamientos.

Imagen de Freepik